miércoles, 5 de junio de 2013

Si nos pudieramos amar...

Si nos pudieramos amar como dos locos
que andan sueltos,
libres e insolentes
entregarnos las caricias y los besos,
sin la prudencia que limita a los que se dicen cuerdos...

Si nos pudieramos amar como dos sentenciados a muerte,
cuya última voluntad es amarse por entero,
entregarnos sin miedo, sin anhelos, sin pudores añejos...
con la certeza de que al alba, no habrá dolor, reproches, ni desvelos,
tan solo la suave paz del que muere satisfecho...

Si nos pudieramos amar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada