jueves, 3 de octubre de 2013

Neruda, tu y yo...

La luna se cruza entre nosotros,
nada parece claro,
la moneda esta girando...

Mis lagrimas no brotan,
se detienen,
se van anegando en mi pecho,
me duele...

Fingiendo risas pasan los días,
pero mi pecho se sigue inundando,
crece el silencio...

Voy al teatro con mi madre,
ya no hay risas, solo actos,
de pronto, el poema XV,

"Me gusta cuando callas porque estás como ausente,
me oyes desde lejos, y mi voz no te toca..."

y como una presa que se desborda,
se abre mi pecho que te llora,
y viene el alivio a mis largas horas,
las lagrimas fluyen una tras otra...

Y le recito a mi madre:

"Puedo escribir los versos mas tristes esta noche,
escribir por ejemplo: la noche esta estrellada,
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos..."

Querido Pablo, yo también, puedo escribir los versos, mas tristes,
ésta noche...

"...pensar que no te tengo, 
sentir que te he perdido..."










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada